Hola a todos!

En este último mes de diciembre ha habido tiempo para hacer gran cantidad de cosas, no tanto para escribir. Asistencia a diversos talleres ajenos a mi organización y con un propósito de acercamiento de sociedades en situaciones de conflicto (taller “Educación para la cultura de la paz” y jornada de baloncesto a través de la organización Peaceplayers, con el objetivo de reunir niños turcochipriotas y griegochipriotas), como ocurre en aquí en Chipre; participación activa en uno de los tantos mercados navideños que estos días se están organizando; la asistencia el último fin de semana a la evaluación de mitad de proyecto que realiza la Agencia Nacional a los voluntarios que están en el ecuador del programa; o la fiesta pre-Navidad que organizamos mis compañeros de piso y yo hace dos semanas. En esto se ha resumido el mes de diciembre, que aunque no ha terminado, ha sido bastante productivo tanto en lo personal como en lo profesional.

Como todo el mundo sabe, en unos días entramos oficialmente en la época de Navidad, o período vacacional, como prefiráis llamarlo. El caso es que va a venir más que bien desconectar un poco de la rutina y recargar pilas.

 

Este año va a ser diferente para mí, ya que va a ser el primer año que pase lejos de mi familia y amigos. Es una nueva experiencia que, aunque sea la mejor época del año para regresar a casa y reunirte con tus seres queridos, quiero probar, lo considero de alguna manera como un reto personal. Aunque, he de decir que, gran fortuna la mía, en una semana tendré aquí conmigo a mis padres y hermana. Así que podemos decir que es un reto a medias. Y digo fortuna la mía porque, a parte de tenerlos aquí conmigo, que ya es un regalo para mí, voy a poder enseñarles lo que he estado viviendo durante este tiempo en la isla en todos los sentidos.

Como a partir del fin de semana me va a resultar aún más difícil sentarme a escribir y compartir con todos vosotros mi experiencia chipriota, me despido de vosotros hasta el año que viene (vamos, lo que viene siendo un par de semanas) y nos vemos de nuevo después de Navidad.

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo a todo el mundo y un abrazo muy grande!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *